Repostería vegana: Harinas diferentes para recetas de siempre

En el mundo de la repostería vegana, la elección de ingredientes desempeña un papel fundamental para lograr dulces no solo saludables si no también con un sabor delicioso. En este artículo, exploraremos tres harinas alternativas que han ganado popularidad en la comunidad vegana: la harina de almendras, la harina de avena y la harina de garbanzos. Estas opciones no solo ofrecen un enfoque más nutritivo, sino que también aportan una textura y sabor únicos a tus creaciones culinarias dejando a aquel que lo prueba por primera vez con la boca abierta sean veganos o no. Además cualquier harina a priori es harina vegana, a no ser que le hayan añadido hierro de origen de animal, pero te recomendamos consultar a la marca para mas tranquilidad ☺️


Harina de Almendras: Un Toque Nutritivo y Sabroso

La harina de almendras, obtenida a partir de almendras finamente molidas, se ha vuelto esencial en la repostería vegana. Sus características nutricionales y su versatilidad la convierten en una opción atractiva para crear deliciosos dulces. Incorporarla en tus recetas y tus dulces veganos es muy fácil.

Para preparar la harina de almendras solo tienes que seguir los siguientes pasos:

  1. Compra Almendras de Calidad: Opta por almendras crudas y de alta calidad para obtener los mejores resultados en tus dulces veganos.
  2. Hora de moler: Utiliza un procesador de alimentos para moler las almendras hasta obtener una consistencia fina y homogénea.
  3. Almacenamiento Adecuado: Guarda la harina de almendras en un recipiente hermético en un lugar fresco para mantener su frescura. Almacenada de la forma correcta, la harina de almendras puede durar hasta un año en tu despensa.

Beneficios de la harina de almendras:

  1. Baja en Carbohidratos: Perfecta para aquellos que buscan reducir su ingesta de carbohidratos, esta harina permite disfrutar de la repostería y dulces veganos sin comprometer la salud.
  2. Nutrientes Esenciales: La harina de almendras es rica en nutrientes esenciales, como proteínas, grasas saludables, fibra, vitamina E, magnesio y calcio. Estos elementos no solo contribuyen al sabor y la textura de tus dulces, sino que también brindan beneficios nutricionales significativos.
  3. Aliada de nuestro cuerpo: Al ser rica en calcio, fósforo y magnesio previenen la osteoporosis y la caries y fortalece huesos y dientes. Tambien al tener propiedades antioxidantes, hidratantes y reparadoras protege nuestra piel y el cabello.
  4. No contiene gluten: Es una opción ideal para las personas celíacas o intolerantes al gluten, ya que no contiene esta proteína.

Harina de Avena: Un Clásico Saludable y Versátil

La harina de avena, derivada de la molienda de copos de avena, se destaca por sus propiedades nutricionales y su capacidad para mejorar la textura de los postres veganos. Esta harina es de las mas usadas en la repostería vegana por su versatilidad. Se puede mezclar con otras harinas como la de almendra o la de trigo sin perder sus beneficios.

Preparación de la harina de avena:

  1. Moler los copos de manera Fina y Homogénea: Puedes utilizar un molinillo de café o un procesador de alimentos para obtener una harina fina y homogénea además la tendrás lista en cuestión de segundos.
  2. Almacenamiento en Seco: Guarda la harina de avena en un lugar fresco, seco y oscuro para preservar su frescura y evitar la formación de grumos. Preferiblemente almacena la harina de avena en un tarro de cristal. Su vida útil será de 3 meses.
  3. Refrigeración: De manera opcional podrás almacenar tu harina de avena en el frigorífico para prolongar su vida útil. Para hacerlo la deberás guardar en un tarro de vidrio con cierre hermético para evitar la humedad y que entren olores de otros alimentos.

Beneficios de la harina de avena en la repostería vegana:

  1. Fuente de Energía Duradera: La avena proporciona una liberación gradual de energía debido a su contenido de carbohidratos complejos, vitaminas del grupo B, minerales como el magnesio, el zinc y el manganeso, y proteínas de alto valor biológico.
    Esto significa que tus dulces veganos elaborados con harina de avena pueden ofrecer una fuente de energía más sostenida, evitando picos y caídas bruscas de energía.
  2. Alto Contenido de Fibra: Favorece la salud digestiva previniendo el estreñimiento, al estimular el tránsito intestinal y la flora bacteriana y contribuye a la sensación de saciedad, lo que es beneficioso para quienes buscan controlar su peso.
  3. Prevención de Enfermedades: Ayuda a reducir el colesterol “malo” (LDL) y a prevenir enfermedades del corazón, gracias a su contenido en fibra soluble y en avenantramida, un antioxidante y antiinflamatorio natural presente en la avena. Al igual que la harina de almendra no contiene gluten.
  4. Piel y Pelo Saludable: Protege la piel y el cabello, al tener propiedades antiinflamatorias, hidratantes y reparadoras.

Harina de Garbanzos: Proteína y Versatilidad Sin Igual

La harina de garbanzos, elaborada a partir de garbanzos secos molidos, es una joya en la repostería vegana gracias a su perfil nutricional único y su capacidad para mejorar la consistencia de los postres.

Como preparar la harina de garbanzos:

  1. Tostado (Opcional): Tostar la harina de garbanzos en un horno a baja temperatura puede mejorar su sabor y eliminar cualquier rastro de sabor a crudo. Una vez tostado solo queda pasarlos por un procesador hasta tenerlos molidos por completo.
  2. Moler los garbanzos secos: Puedes moler los garbanzos secos sin tostar directamente en tu procesador de alimentos hasta conseguir la harina.
  3. Almacenamiento Fresco: Guarda la harina de garbanzos en un tarro de vidrio o plástico con cierre hermético y en un lugar fresco y oscuro para preservar su frescura y sabor estando lista para usar en tus dulces veganos en cualquier momento. También puedes refrigerarla para alargar su vida útil, sin refrigeración podrás tenerla almacenada un máximo de 3 meses.
harina de garbanzos para reposteria vegana

Beneficios de la harina de garbanzos :

  1. Alta en Proteínas: Ideal para aquellos que buscan incrementar su ingesta de proteínas sin recurrir a fuentes animales.
  2. Sin Gluten: Adecuada para personas con sensibilidad al gluten, la harina de garbanzos ofrece una opción segura y deliciosa.
  3. Cuidado capilar y de la piel: Protege la piel y el cabello al tener propiedades antioxidantes, hidratantes y reparadoras, gracias a su contenido en vitamina E, zinc y biotina.
  4. Cuerpo en plena forma: Controla el colesterol y la diabetes, al contener fibra y ácidos grasos insaturados. Favorece la pérdida de peso al dar una sensación de saciedad.  Fortalece los huesos y los dientes, al ser una buena fuente de calcio, fósforo y magnesio, que previenen la osteoporosis y la caries.

En resumen, la harina de almendras, la harina de avena y la harina de garbanzos son opciones excepcionales para la repostería vegana. Su aporte nutricional, versatilidad y capacidad para mejorar la textura hacen que estas harinas sean imprescindibles en la cocina vegana. Experimenta con ellas y descubre cómo pueden transformar tus dulces veganos.

Para recetas y mas información del mundo de los dulces y repostería vegana no te olvides de visitar nuestra web.

Enlaces de origen:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio